seduccion

Articoli Free

La prueba más común que te hacen las mujeres cuando comienzas a estudiar la seducción y cómo superarla

Temas: Desarrollo personal,General
01 Agosto 2013

Cuando un hombre comienza a estudiar la seducción es obvio que no logrará moverse con una precisión milimétrica inmediatamente.

Sobre todo si es un hombre que parte desde una posición marcada por la timidez. Al inicio de la seducción podrá mostrar actitudes que rozan el “comportarse como un pijo” y pasar por uno que “se hace el estrecho”.

Es normal, no hay que alarmarse. Es como un objeto que, al cambiar, debe encontrar una nueva forma y por eso prueba algunas cosas antes de hallar la forma ideal.

Cuando lo haces, a menudo las mujeres reaccionan poniéndote una prueba. Se trata de un examen que está bastante estandarizado y que sirve para poner a prueba a los hombres que comienzan a estudiar la seducción y están practicando lo que están aprendiendo.

Normalmente esta prueba se aplica solo durante el primer periodo de la seduccción, después los diferentes niveles de la personalidad se alinean y, al ser congruente, las mujeres ya no tendrán razones para plantear este desafío.

No obstante, en la fase inicial el hombre todavía no es perfectamente congruente y por eso le pueden poner a prueba.

¿Cuál es esta prueba? ¿Cómo superarla?

La prueba es una frase cualquiera que implica que eres uno que intenta ligar con todas las que le pasan por delante o uno que tiene muchas mujeres. Estas son las frases más comunes:

  • “Le dices eso a todas”
  • “¿Con cuántas has intentado ligar esta noche?”
  • “Le haces eso a todas”
  • “Se ve que tienes muchas mujeres”

Pero… ¿qué hay detrás de esta prueba? ¿Por qué es una prueba?

El razonamiento, que las mujeres no hacen racionalmente, es: “No he entendido si es guay o va por la vida haciéndose el guay, no he entendido si actúa como un Hombre o es verdaderamente un Hombre, por tanto, provoco un poco su ego para ver cómo reacciona, si se jacta o se avergüenza es que está fingiendo”.

En realidad tú no estás fingiendo, estás intentando cambiar, que es algo diferente. Por eso es importante que aprendas a responder a estas pruebas, así también podrás alinear esta parte de tu personalidad.

Las respuestas que se pueden dar son múltiples, algunas son simpáticas y otras evasivas. Te pongo algunos ejemplos, ya verás cuál es el más congruente con tu forma de ser:

  • “Es verdad, se lo he dicho a todas, pero de ti lo pienso realmente”
  • “¡¿Que yo tengo muchas chicas?! ¡Estás bromeando, estoy por volverme cura!
  • “No, no le digo eso a todas, me he impuesto la regla de no decírselo a más de 10 chicas por noche. Tú eres la décima, después termino. Lo prometo.”
  • “Lo sé… le digo lo mismo a todas porque no tengo fantasía . Ayúdame a inventar algo nuevo: ¿qué te gustaría que te hubiese dicho?”

O, simplemente, no respondas y sonríe, esta es la manera más fácil para pasar el 99% de las pruebas que se realizan en la fase de atracción.

Marco
– – –
Otras Idiomas?

Italiano
Spagnolo

¿Te ha gustó el artículo?

  1. Dí que te ha gustado: