Nuestras experiencias son el reflejo de nuestras acciones (la justa importancia a las cosas- Parte 4]

Aquí tienes el cuarto y ultimo articulo basado en el libro de Eleonora Orlandi: “Licenza di chissenefrega”. Hemos ya hablado en artículos precedentes muchos argumentos tratados en el libro y hoy quiero cerrar con un tema muy interesante.

Pero antes,  para entender bien lo que estamos por explicar, si no has todavía leído los artículos precedentes, te aconsejo de leer antes  el primero, después el segundo y después el tercero.

Te ha pasado de encontrarte en un periodo negro, el clásico lapso de tiempo en el que piensas que la mala suerte te persigue? Cuantas veces habrás dicho, “¡Todos están en mi contra!”.

Debes tener presente que si sientes mal humor por algo, tu tienes la responsabilidad sobre gran parte de este mal humor. 

No solo porque debes enfrentar una situación dificil con una actitud  que te daña a ti mismo  (de hecho haciendo así  ya partes con una actitud perdedora).

No solo porque deberías dejar de tener una actitud  pasiva y sumisa ante de las situaciones.

Muchas experiencias, de hecho, son el reflejo de nuestros pensamientos y de nuestras acciones.

Has escuchado sobre la ley de atracción? Yo si y creo que sea un concepto místico, confuso y simplista.

De hecho la ley de la atracción dice, en extrema síntesis, que si tu, por ejemplo, tienes una energía positiva  atraerás hacia ti cosas positivas. Dejame entender, si yo me encierro en una habitación y me pongo a sonreír todo el día quiere decir que tocara a mi puerta una chica muy guapa? Yo creo que esto sea muy estúpido, no crees? F
wp-login.php?loggedout=true
Entonces porque te hablo de esta cosa extraña? Osea del hecho que nuestras experiencias están influenciadas en gran medida por nuestros pensamientos y nuestras acciones.

De hecho se puede decir que existen dos mundos, el microcosmos y el macrocosmos.

El microcosmos: que serias, tu, yo, nuestro vecino de casa y el panadero… en resumen cada uno representa un microcosmos.

El macrocosmos: el mundo.

macrocosmo

Del microcosmos “yo” parte una proyección de mi, construida de pensamientos y acciones, que entra en el macrocosmos “mundo”. El macrocosmos fusionan como espejo respecto a las proyecciones emitidas y propone al microcosmos “yo” bajo la forma de experiencia, lo que esta siendo proyectado por el macrocosmos mundo.  bajo la forma de pensamientos y acciones. Por lo tanto proyecciones y experiencia están hechas de la misma calidad.

Ahora es necesario aclara un punto: lo  que parte de nosotros  es la causa y lo que regresa hacia nosotros bajo forma de experiencia es la consecuencia.

Recordando la metafora del espejo, si tu haces los gestos delante del espejo y no estas contento con lo que se refleja es obvio que tu eres la causa.

Por ejemplo, si muestras tu timidez a una chica y tratas de besarla, haciendo evidente tu nerviosismo,  es probable que seras rechazado. Recuerda: proyecciones y experiencia están hechos de misma calidad.

Por lo tanto,  si la realidad que nos circunda no nos satisface, necesitas cambiar algo en la proyección.

Por lo tanto, seras tu quien decidirá como reaccionar: aceptar el hecho que eres el responsable en gran parte de lo que sucede siguiendo el principio de la experiencia como reflejo de tus acciones, o ignorar este hecho y continuar a guardar golpes lamentándote del hecho que la vida es demasiado dura, etc, etc.

Actuar y reaccionar

Además podemos agregar otra consideración: necesitamos actuar mas y  reaccionar menos.

Una experiencia de por si es un input, una informacion, un evento, nada mas: somo nosotros que despues construimos una estructura de pensamientos y emociones.

Si tu reacciones estas dando una acción igual y contraria de respuesta.

Te hago un ejemplo: si mientras guías a una persona, esta te sobrepasa cortándote la calle, tu reacción será la de insultarlo.

En esta reacción tuya, quien es el motor de este modo tuyo de no responder? simple, la otra persona y no tu.

De hecho si te preguntara porque lo has insultado tu me dirías: “porque me ha rebasado“, pero en esta respuesta no estas tu,  esta “el”. Si tu reaccionas actuando de consecuencia a las acciones de otra persona. y por lo tanto,  en función del otro y no de ti , estarias dando a otro el poder de tus acciones.

Pero continuando así creas solo un circulo vicioso en el que tu reaccionas y el mundo interfiere aun mas. Un ejemplo? Si tu peleas con una persona, esa persona te insulta y tu la insultas, creas un  circulo de acciones y reacciones que no te llevara a ningún sitio.

Si tu continuas a avanzar en la vida al compás de las reacciones pondrás siempre a los otros o a las otras cosas la capacidad de poder dirigir tu vida.

En este modo serias como un robot con un control remoto con mucha distancia  y no te gustaría dar el control a muchos no?  :-). En resumen nadie debe tener el poder sobre ti a menos que no seas tu a darle el control remoto.

La solución es ser activo

El el caso de antes si te preguntara porque has insultado al que te ha sobrepasado mientras maneja y me respondieras: “Porque yo retengo arrogante quien te rebasa  y por lo tanto retengo justo hacérselo notar también al costo de parecer descortés   . En este caso cambia todo. Actúas según un principio.   En tu proceder estas TU como motor de tus acciones, tu tienes el poder y el control sobre estas.

Tu eres libre de hacer lo que quieras siempre. Y cuando en la respuesta estas tu y nadie mas entonces estas ya en la solución y no en el problema.

Después, podemos discutir del hecho si es útil insultar a la persona, el caso o el evento y montón de otras cosas de las cuales puedes discutir, pero antes que nada habrás ya iniciado tu a ser el motor y no el manipulado.

Capitalizar cada experiencia

Hemos apenas visto como macro mundo y micro mundo si se influencian entre ellos. Y como es sano saber gestionar este continuo intercambio entre nuestras acciones y las repercusiones de estas por parte del macro mundo.

Ho anche parlato di input come l’insieme degli eventi e delle informazione che ci invia questo macromondo.

Ma come gestirli al meglio questi input? Davvero possono avere un immenso valore? La risposta è sì.

È importante capire che ogni persona, ogni situazione che entra nella nostra vita, lascia un pacchetto e ne ritira un altro. Ogni pacchetto, e poco importa se l’involucro è bello o brutto, contiene un dono.

Ogni dono si chiama esperienza.

Ogni esperienza costituisce un bagaglio prezioso che ci aiuta a capire e ad agire nella vita: più il bagaglio risulta ricco e variegato più saremo liberi di andare dove vogliamo.

Per usare una metafora: se tu accettassi solo parte di questi bagagli è come se accettassi decine di costumi da bagno, ma se un giorno sentissi il bisogno di andare in montagna, cosa faresti? 🙂

Allora diventa importante salire su in alt,o raccogliendo il maggior numero di bagagli possibili, che siano belli o brutti ognuno è prezioso e ci permette di andare avanti.

Ti faccio un esempio: vedi un tuo amico che ci prova con una ragazza, e senza neanche troppi sforzi la conquista, mentre tu magari, dopo anni che studi seduzione non riesci ad avere questa fortuna.

Il tuo amico ti fa un enorme regalo: ti ha appena mostrato che basta molto meno per conquistare una ragazza e che forse è più questione di imparare ad essere sciolti e naturali che di studiare troppa teoria senza mettersi in gioco.

E tu davanti a un regalo del genere non vuoi dire no perché sei troppo impegnato a lamentarti che il mondo ce l’ha con te vero??? 🙂

Quindi la prossima volta che ti succederanno delle esperienze simili, pensaci bene e rifletti se non è il caso di cogliere tutti gli aspetti positivi che un evento ti può dare.

Niko

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *